A LA GUERRA CON MINIFALDA

El tango nació para bailar abrazados, para festejar la mixtura étnica resultante de la avalancha de inmigrantes europeos que buscaban en el “sur del mundo” nuevos afectos y destinos.

En sus temas caben el amor, la esperanza, los resentimientos, la afirmación de la vida y la muerte convertidos en compás y en poema.

Tiene héroes y altares que son equivalentes en cualquier ciudad del mundo donde se mezclen gentes con orígenes y destinos diferentes.